10 consejos para decorar con cuadros que te sorprenderán

Decorar con un cuadro, o con varias obras de arte, incluso con reproducciones de las más famosas de todos los tiempos, ofrece mucha versatilidad a los decoradores de interiores, conscientes de que la decoración de interiores es muy importante en el siglo XXI. Aquí tienes varios consejos para que decorar con cuadros te resulte sencillo y quede natural.



¿Cómo decorar con cuadros las paredes?

Las paredes vacías en una estancia no quedan demasiado bien. Pronto empiezan a pedir que las llenen de arte. Pero no de cualquier manera. Hay que colocar cuadros con cierto gusto y orden para que hacerlo no implique únicamente llenar las paredes. Hay que intentar decorar con cuadros las paredes. Además, si se hace bien, la decoración con cuadros puede llegar a complementar, e incluso a marcar, la del resto de la estancia en la que se han colocado.

Eso sí, decorar con cuadros no implica tener que invertir mucho dinero en ello. En la actualidad hay muchas opciones, para todos los presupuestos. Tanto reproducciones de obras de arte como láminas, mapas y carteles. Incluso acuarelas y óleos originales de todos los precios.

Todo depende de los gustos y preferencias, aparte, claro está, de lo que quieras invertir en cuadros. ¿Cómo buscarlos? Pues tanto a través de Internet como en tiendas especializadas. Incluso en tiendas de fotografías, pósters y láminas. En ellas se pueden comprar las que más te gusten para luego enmarcarlas con el estilo y materiales más adecuados para la decoración.

Eso sí, antes de nada decide qué paredes vas a decorar con cuadros. Y después ten siempre en cuenta la composición que quieres crear con ellos. Por descontado, no te limites a llenar por completo la pared. Más vale colocar en ella uno o dos cuadros con gusto, y que la decoración quede elegante y atinada, que llenar paredes sin ton ni son para que no se vea ni un milímetro de pared, y crear un horror a la vista y no algo agradable.

Además de valorar cuántos cuadros colocar en una pared, hay muchas otras decisiones a tomar: ponerlos sin marcos o con ellos, de qué estilo o dónde situarlos. Estas y otras dudas, como qué tipo de cuadros deben ir en una sala, las puedes resolver con los consejos que te mostramos.


Consejos para decorar con cuadros

Además de valorar cuántos cuadros colocar en una pared, hay muchas otras decisiones a tomar: ponerlos sin marcos o con ellos, de qué estilo o dónde situarlos. Estas y otras dudas, como qué tipo de cuadros deben ir en una sala, las puedes resolver con los consejos que te mostramos.

1 - ¿Con marcos o sin ellos?: normalmente cada cuadro será el que, con su aspecto, te de la pista para saber si le pones o no un marco. En caso de que la obra tenga mucho protagonismo o presencia, no es necesario un marco. Al revés, conviene colgarlo sin él, porque así no habrá nada que distraiga de su contemplación. Eso sí, hay que tener en cuenta que si cuelgas cuadros formando una composición, y llevan marcos, deben tener una continuidad visual. Es decir, mejor que sean iguales, o combinar dos distintos.

2 - Crea un foco con un cuadro: Si quieres atraer la atención sobre un punto en la pared, o sobre un cuadro que haya en ella, cuélgalo solo, sin otros alrededor.

3 - Cuadros sobre el sofá para darles protagonismo: un cuadro o una composición de dos o tres colgados sobre el sofá les dará mucha fuerza y presencia. En caso de colocar varios, cuida que estén alineados o escalonados de manera regular. También de que su temática les relacione entre sí.

4 - En el cabecero de la cama, que complementen la decoración: uno de los puntos más destacados para colgar un cuadro es la zona de la pared que queda sobre el cabecero de una cama. Si quieres colgar un cuadro en ella, elige uno horizontal. Cuida también que sus colores se complementen con los de la estancia.

5 - Sobre una balda o estantería: agujerear la pared puede parecer sencillo, pero es algo que da miedo a más de uno. Pero no es la única solución para decorar con cuadros. Puedes colocarlos, sobre todo si la decoración es de estilo romántico, sobre una estantería apoyados en la pared. También en una balda. De esta manera puedes además ampliar las posibilidades decorativas de los cuadros, colocando objetos a su lado. Y cambiarlos con facilidad.


6 - En paredes pintadas de colores, contrasta: aunque las paredes en muchas casas son de color blanco, no faltan las viviendas en las que sus estancias tienen una o varias paredes pintadas de un color distinto. En estos casos, colocar cuadros se complica un poco. Aquí son importantes los marcos, sobre todo si el color de la pared es intenso. Para que los cuadros destaquen en estos casos utiliza marcos de madera natural o de un tono complementario al que tiene la pared. Si quieres que atraiga la atención y la pared es oscura, usa cuadros con tonos claros (y viceversa).

7 - Cuadros en la cocina o el baño: los cuadros no tienen porqué estar solo en la sala o en las habitaciones. También pueden estar en la cocina o en el baño. Eso sí, en estos casos quedarán mejor los que tengan temas o textos relacionados con la cocina o el cuarto de baño.

8 - Decorar con cuadros en negro y blanco: cuando la decoración es minimalista, pero no quieras renunciar a los cuadros, prueba con láminas abstractas en blanco y negro. También con fotografías en blanco y negro.

9 - Un cuadro sobre un mueble: colocar un cuadro con un marco discreto sobre un mueble es una de las mejores maneras de llamar la atención sobre él. Y también sobre el mueble. Eso sí, en caso de que el mueble sea horizontal es aconsejable que optes por un cuadro en vertical.

10 - En un lateral: si colocas cuadros en una de las paredes laterales de una sala o un dormitorio, estarás dando protagonismo a dicha zona. Eso sí, en este caso cuida que los cuadros sean más pequeños que los que van sobre cabeceros o sofás.

Estos son algunos consejos para que puedas sacar partido no solo a tus paredes, sino también para que puedas decorar con cuadros tu vivienda. Solo tienes que encontrar los que más te gusten y decidir donde los colocas para dar más vida a tus paredes, así que ¡lánzate a decorar con cuadros!

Fuente :EsDesignBarcelona