Un noviembre alentador para el turismo uruguayo

Actualizado: 26 ene

Como es norma, la Dirección Nacional de Migraciones rápidamente nos ha suministrado los datos de ingreso y egreso de pasajeros a y desde Uruguay. Pusimos en el título la palabra turismo, pues este mes la proporción de uruguayos ingresados (que en setiembre y octubre había sido más del 50% del total) fue inferior tanto a la de argentinos como de brasileños. Como contrapartida, estuvimos a punto de poner turismo entre signos de interrogación, pues por tercer mes consecutivo las personas egresadas son menos que las ingresadas...por varios miles.

En noviembre ingresaron a Uruguay 149.628 viajeros, un 156% más que en octubre, pero apenas un 32% de los que llegaron al país en noviembre de 2019. Del total de los viajeros de este mes, el 27,7% fueron uruguayos (en general superaban el 50%), el 29,9% argentinos y 31% brasileños.

Ciertamente la proporción de brasileños fue totalmente fuera de lo común, pues por lo general apenas llegan al 11% del total. Las finales de Copas de fútbol tuvieron mucho que ver, pero no lo explican todo. Los brasileños que entraron a Uruguay en noviembre fueron 44.484, y sabemos que 29.700 lo hicieron por la final de la Copa Libertadores masculina en la semana del 22 al 27 de noviembre. Y aquí viene la primera sorpresa, del total de brasileños que entraron, sólo volvieron a salir del país 33.220. Algo parecido, aunque en menor escala, sucedió en los dos meses anteriores. Entre setiembre y noviembre fueron 54.672 los brasileños que entraron a Uruguay y 39.481 los que salieron del país.

En el caso de los argentinos pasó algo similar, en noviembre entraron 44.809 y 33.946 salieron. Entre setiembre y noviembre fueron 68.188 los argentinos que entraron a Uruguay y 53.549 los que salieron del país. Entre las dos nacionalidades y en los tres meses, fueron alrededor de 30.000 los extranjeros que ingresaron a Uruguay y aún no volvieron a salir. Y unos 93.000 se comportaron como "turistas". Da para pensar.

Si vemos las cifras totales de los tres meses, fueron 262.418 las personas que ingresaron y 207.116 las que se fueron, la diferencia sube a unas 55.000 almas. ¿Qué pasó? Podemos suponer dos opciones principales: 1) están procurando la residencia legal (o regresan al país en caso de los uruguayos); 2) son propietarios extranjeros que están disfrutando de sus propiedades y aprovechando a tomarse unas largas vacaciones o están trabajando en forma remota.

Habrá que seguir manejando los números, que por ahora son sólo los que suministra Migraciones. Lo cierto es que el flujo y comportamiento de los visitantes deberán ser cuidadosamente observados, y parece estarse generando una nueva realidad que seguramente no va a ser igual a la existente previo a la pandemia.


Fuente:PortalDeAmerica