Como conseguir un ambiente 100% acogedor

Actualizado: 22 ago

¿Te has preguntado cómo se logra un ambiente acogedor? Puede que quieras apuntarte a este curso exprés en el que lograr el objetivo con poco esfuerzo.


Los pasos que vamos a mencionar son solo 5 y con ellos tienes asegurado el éxito en este sentido, tanto si lo que pretendes es dar una vuelta al espacio que tienes como si aprovechas y lo tienes en cuenta por si vas a hacer una reforma. Y contamos con la ayuda de una diseñadora de interiores acostumbrada a hacernos suspirar por los espacios que plantea. No nos quedamos solo en la teoría, ¡te damos ideas de aplicación en la práctica!

Paso 1: armonía de color

María Bermúdez, del estudio de interiorismo Quefalamaria (Quefalamaria.com) situado en Barcelona, nos explica que "a veces, cuando la casa va creciendo y vistiéndose con el tiempo, y poco a poco; llega un día en que, sin entenderlo, las ves completa, pero parece que algo falta para que el puzle acabe de encajar. Es algo muy normal y que muchas veces nos dicen nuestros clientes. No entienden cómo teniendo elementos textiles, complementos, decoración, ¡ven el espacio inacabado!" Una cosa que funciona muy bien, es tratar de combinar tonos entre todos ellos. No significa el mismo tono para todo, con eso lo que conseguiremos es que no haya elementos que destaquen por encima de otros. El truco está en usar una base neutra para los que queramos que cojan poco protagonismo, destacar con color o textura los que ya sean más decorativos, y acabar de rematar con algún elemento más vivo aquellos toques que queramos distinguir, siempre dentro de una paleta del mismo tono de color. Este salón-comedor es una propuesta de Quefalamaria.

© The Room Studio

¿Cómo llevar a la práctica el concepto de armonía de color?

Este primer paso para hacer más acogedor un ambiente tiene su aplicación práctica. Por ejemplo, "si se trata de un salón o dormitorio, podemos empezar por darle un tono clarito, beige, crema, o blanco, a las alfombras y cortin


as. Eso nos va a permitir ser un espacio muy polivalente si los elementos decorativos nos apetece cambiarlos con tonos más vivos, quizá en verano, y tonos más intensos y tierra en invierno (¡que parece que nos darán más calor!)", explica detalladamente María Bermúdez.


A partir de ahí, se pueden destacar algunos elementos con aquel toque que veremos después en menor medida en los detalles: "una lámpara de sobremesa en rafia con un ribete en negro puede ser un complemento ideal, que nos ligará tanto con cojines de un tono u otro, o bien una base de cojines en el sofá de color apastelado, nos puede servir de fondo para completarlo con cojines más pequeños con rayas del mismo tono pero más subido", añade la interiorista. Se puede complementar con algún cojín de forma más particular y más saturado, o con un plaid de lino o gofrado de ese mismo tono pero más intenso. "De esa forma, te aseguras que, usando una misma paleta de color, repartirás en su justa medida tonos más pasteles, y guardarás los más intensos para elementos más concretos", remata. Como guinda al pastel, sitúa en la misma estancia, algún elemento como un jarrón, un puf o banqueta, ¡o elementos en paredes como marco o un tapiz que lleven ese tono, y tendrás la estancia redonda! Salón con ventanal y zona de estar junto a la chimenea, decorado por The Room Studio.

© Jordi Canosa

Paso 2: textiles para hacer el ambiente más acogedor

Son infalibles en el objetivo de hacer que un espacio se sienta confortable y a cogedor. "Elegir el tejido de las cortinas, del sofá, de los cojines es algo tan sutil, y a la vez tan importante para crear un ambiente acogedor, que acertar en su elección puede trasladarnos directamente a esa sensación de hogar que tanto buscamos al estar en casa", detalla interiorista del estudio Quefalamaria. Este dormitorio está decorado por la interiorista Pia Capdevila con estilismo de Mar Gausachs.


¿Cómo elegir los textiles adecuados?

Decántate por tejidos mulliditos, naturales y sostenibles, como por ejemplo el lino. Su color orgánico, incluso su desgaste, su arruga, el peso y la caída de este material nos reconfortan mucho en los espacios. "Además de esto, tiene propiedades quizás más desconocidas que lo hacen uno de mis favoritos: es muy resistente a su manipulación y antialérgico, muy transpirable, absorbe altamente la humedad, por lo que usarlo para vestir el sofá o la cama es altamente recomendable", aporta la diseñadora de interiores María Bermúdez. Es un tipo de tejido que aporta mucha trama. También los acabados gofrados, la lana, las tramas con fibras gruesas.


Paso 3: incorporar plantas

El tercer paso que tienes que dar hacia un hogar más confortable es hacerte amante de las plantas. "Son la apuesta segura para dar frescor, vida y alegría a cualquier rincón de la casa, ¡y válida para todos los públicos!", señalan desde Quefalamaria. Las hay más fáciles en cuidados, otras resistentes a más no poder, con sus particularidades, las hay que necesitan sol directo, otras que como mejor crecen a la sombra, de exterior, de interior… Te pueden ayudar a cuidarlas, aunque no seas experto, las aplicaciones de plantas que reconocen la variedad, te indican cuidados, incluso, qué problema tiene por el aspecto de sus hojas. Y también las macetas que tienen indicadores de riego. Como señala la interiorista María Bermúdez, "incluso en espacios muy difíciles ¡existen plantas artificiales para que no renuncies a llenar tu vivienda de plantas!".


Trucos para incorporar las plantas a la decoración

En el interior, agrupadas en pequeñas bandejas sobre un mueble. Juega con los recipientes o maceteros. En un rincón en un macetero alto de los que incorporan varios niveles para exhibir tres plantas. O una planta de gran tamaño como elemento único. Juega con las plantas para delimitar ambientes en una zona diáfana. Estantes corridos sobre una ventana también se prestan a llenarse de plantas en el interior. Y, por supuesto, que no faltan en terrazas, patios y porches.

La interiorista de Quefalamaria añade un truco: "el cubre macetas puede ser el complemento perfecto para dar a la planta aún más protagonismo en el espacio y no olvides que una de las principales características de las plantas es la de purificar el aire y muchas nos ahuyentan de mosquitos y moscas".


FUENTE:Hola