Estas piscinas interiores son la envidia del vecindario

La temporada de piscina ha llegado a su fin, y solo unos pocos afortunados podrán seguir disfrutando de un baño relajante al contar con una piscina interior (y climatizada) en sus casas. Las hay grandes y pequeñas, de diseño y deportivas, para darse un remojón o incluso hacerse unos largos.

Tener una piscina interior ya no solo es un lujo de millonarios, sino que además se convierte en pura envidia en plena pandemia del coronavirus. ¡Quién podrá seguir practicando la natación en pleno confinamiento!

Los diseños pueden ser muy variados, como integrarlas en la arquitectura de la casa o hacer un ala de la casa dedicado completamente a la piscina. Pueden ser totalmente cubiertas o mixtas, por lo que se pueden usar indistintamente en verano o invierno.

Estas piscinas necesitan menos gasto en mantenimiento porque no sufren la contaminación exterior ni están a la intemperie. Pero deben estar muy bien aisladas para evitar pérdidas y ruidos del sistema de instalación que afecten al resto de la casa, en una zona muy ventilada para evitar, por otro lado, el problema de la humedad en un espacio cerrado.


Fuente: Idealista

© 2019 Río de la Plata Inmobiliaria - Diseño Co-Marketers