top of page

Las claves deco

La diseñadora de interiores de Jennifer Lopez, John Travolta y Kirstie Alley


Las casas de los famosos son, además de espectaculares, una fuente de inspiración para nuestros propios espacios. Así, el estilo rústico de Paula Echevarría en Asturias o los rincones estilosos del piso de Boris Izaguirre nos permiten tomar ideas decorar para nuestro hogar.

(Instagram @banakimporta)

Manteniendo, eso sí, una máxima: ser fieles a nuestro propio estilo, ese que nos identifique y refleje nuestra forma de ver el mundo, ya sea apostando por una decoración minimalista, rústica o escandinava. Precisamente esta es la gran clave de Michelle Workman, responsable de la decoración de interiores de las mansiones de Jennifer Lopez, siempre un referente de estilo, John Travolta y Kirstie Alley.


Cada cliente es para ella diferente y, aunque su estilo propio también se deja ver en su manera de entender el diseño, intenta que cada casa capte esa esencia, ese toque distintivo de las personas que habitan en ella. “Cada hogar necesita esas piezas únicas, distintivas y excepcionales”, explica en su página web, donde muestra algunos de los trabajos en los que ha volcado su corazón, lo que la ha llevado a decorar las casas de famosos.


A pesar de que ella deja claro que cada proyecto que encara es único, hay algunas características que hacen que su trabajo sea reconocible. Por ejemplo, para Michelle menos no es más; ella apuesta por espacios cargados de personalidad, de color y también de luz. No le tiene miedo a los colores oscuros y tampoco a los más brillantes y se atreve a mezclar piezas clásicas con toques modernos sin temor: “Ninguna persona tiene una sola capa y una casa tampoco. Debería ser una sinfonía de notas que cree una respuesta emocional completa que sea a la vez hermosa, sincera y hogareña”.


Como apuntábamos antes, Michelle no le teme al color. Es habitual escoger tonos neutros para decorar, logrando así espacios amables y con tonos uniformes. Sin embargo, parece que para ella llenar de color sus proyectos es indispensable, atreviéndose con los tonos más llamativos en cualquier rincón, sin ponerse límites. Por ejemplo, no duda a la hora de pintar una pared de azul noche o verde esmeralda, colores elegantes y con los que podemos conseguir espacios muy sofisticados.


También emplea los muebles a su favor, escogiendo colores vivos e incluso las sillas de comedor de un atractivo fucsia, que consigue captar la atención de todos los que visiten esa casa. Cojines y colchas de la cama de colores alegres, algo que también encontramos en las cortinas que encuadran las ventanas. Los complementos no se quedan atrás, pues no solo selecciona obras de arte en las que el color es el gran protagonista, también encontramos estos tonos llamativos en los pequeños detalles, como jarrones o adornos.


Por supuesto, estas mezclas siempre buscan un equilibrio, una armonía, evitando convertir las estancias en lugares que nos aporten más estrés en lugar de conseguir calmarnos, por eso estas piezas llamativas suelen estar rodeadas por tonos más tradicionales, diseños más sencillos que no solo ayudan a crear el ambiente deseado, también hacen que la atención se centre donde ella quiere, en los detalles que son más especiales.


Para muchas personas resulta complicado encontrar el equilibrio con los estampados y por eso tienden a evitarlos, no es el caso de Workman quien los aprovecha siempre que puede. Los papeles pintados son uno de sus 'must', pues resultan un detalle muy atractivo en las estancias, sobre todo en los dormitorios. Su elección no es baladí, pues aprovecha sus motivos para crear continuidad con el resto de estampados de la estancia, por ejemplo apostando por los motivos naturales o repitiendo elementos como plumas o animales en sus diferentes versiones.


En todos sus proyectos intenta que los detalles que incluye sean especiales. Esto puede ser desde una pieza de arte hasta el tirador de un mueble, por eso es tan importante prestar gran atención a las estancias que diseña. Los muebles antiguos, labrados y con tallas en la madera son para ella indispensables, pues la ayudan a aportar carácter, pero no duda en combinarlos con otras más modernas y actuales.


Esto sobre todo lo vemos en las lámparas, pues la iluminación es esencial para originar esos lugares acogedores por lo que ella apuesta. Ninguna estancia se escapa de ello, incluso los cuartos de baño más modernos y sobrios merecen este toque especial, un juego de luces y sombras que cambiará por completo la esencia de la habitación.


Muebles antiguos, piezas modernas y con un punto retro que se deja ver en la elección de los acabados metálicos y brillantes, así como en los diseños de algunos de los complementos. Un estilo personal que sabe adaptar para cumplir con los deseos que sus clientes esperan de ella, dándoles así una casa que sea reflejo de su forma de ser y en la que puedan ser felices.


Fuente:Vanitatis

Comentários


bottom of page